El encasillamiento del candidato en la selección de personal

El encasillamiento del candidato en la selección de personal
10/09/2019 | Noticias

Trabajar profesionalmente en selección de personal hace que, como consultores, hayamos visto maneras de actuar o tomas de decisiones que, desde nuestro punto de vista, acaban convirtiéndose en un error al cabo del tiempo.

Es por este motivo que, como ya os anticipamos en el anterior post, iniciamos una serie de artículos, con el objetivo de recopilar lo que podríamos catalogar como: "Los 5 errores principales en la selección de personal". El artículo de esta semana habla de un tema recurrente: El encasillamiento del candidato.

 

Los 5 errores principales en la selección de personal


1. El encasillamiento del candidato


Dice el diccionario que "encasillar" es "Clasificar con criterios simplistas". La definición no podría ser más acertada. A menudo hay empresas que tienden al encasillamiento, a considerar válido o no un posible candidato únicamente por criterios de su experiencia previa. Entonces, ¿cuál sería la vía correcta?

 

El perfil competencial


En selección de personal, hace mucho tiempo que se considera que hay que ir mucho más allá del currículum y que, aparte de la experiencia y los conocimientos imprescindibles requeridos para un determinado puesto de trabajo, siempre hay que valorar las llamadas "competencias clave" de los candidatos. No hacerlo, puede llevar a la selección a un fracaso. La empresa que sólo analiza los candidatos a una vacante en función de cuál ha sido su trayectoria previa, y que trata de hacer encajar sus requisitos de experiencia estrictamente, puede estar descartando el candidato ideal.

Cuando estamos evaluando una persona para un puesto de trabajo, es un enfoque demasiado simplista el hecho de preguntarnos únicamente ¿QUÉ HA HECHO ESTA PERSONA HASTA AHORA? Lo que cabe preguntarse es ¿QUÉ ES CAPAZ DE HACER? y, sobre todo, ¿QUÉ HACER? Es así como estaremos encarando el proceso de selección de manera correcta, con una mentalidad abierta y adecuada.

Las competencias clave engloban las actitudes, aptitudes, habilidades y destrezas que cada uno de nosotros tenemos y manifestamos lo largo del día sin darnos cuenta de ello. Hay que valorar siempre el gran valor añadido de los candidatos, el llamado "perfil competencial", el cual va mucho más allá de su trayectoria laboral previa.

Por último, queremos recordaros que Organigrama es una de las empresas de selección de personal de referencia. Nuestros servicios te permitirán difundir vuestra oferta a miles de candidatos, ahorrar tiempo en la selección de currículums y entrevistas personales y asegurar la mejor elección. No dudes en contactar con nosotros!

A continuación te dejamos nuestro siguiente post, en el que os explicamos el otro error muy común en la selección: Las inacabables listas de requisitos en los procesos de selección de personal

Noticias destacadas