Las entrevistas de trabajo como fuente de información

Las entrevistas de trabajo como fuente de información
15/10/2019 | Noticias

Hoy seguimos con la recopilación de los principales errores en la selección de personal presentando ya el último de los que considerábamos los 5 más recurrentes. Queremos cuestionar, de alguna manera, las entrevistas de trabajo como fuentes de información. Siempre son necesarias y vitales, sin duda, pero de acuerdo con nuestra experiencia nunca deberían ser concluyentes ni definitivas.

En cualquier proceso de selección, sabemos que el momento en que tiene lugar la entrevista personal con el candidato es clave. Como entrevistadores, ponemos todos los sentidos y aplicamos todas las estrategias que son necesarias. Pero...¿Somos conscientes de que la entrevista a veces nos puede conducir a un error? ¿Qué pasa si esto sucede?

 

Las preguntas en una entrevista de trabajo que quedan sin respuesta

Basar un proceso de selección en un curriculum y en una entrevista nunca debería ser suficiente. Es posible que haya quien defienda que "si la entrevista se hace correctamente, la información principal ya ha surgido y, si se complementa con el currículum, ya tenemos suficiente". Pero hay que tener muy en cuenta que difícilmente a través del análisis de la experiencia y de una entrevista personal se pueden prever comportamientos futuros de la persona que tenemos delante en su próximo puesto de trabajo.

Y es que, después de la entrevista, hay preguntas que siempre quedan sin respuesta: Este candidato será una persona adaptable al trabajo? Se muestra tal como es? Sabrá trabajar en equipo? Cómo reaccionará en momentos de puntas de trabajo? Fijémonos bien. No se trata de aspectos secundarios o de cuestiones menores, se trata de características que serán vitales en el día a día en el trabajo y que determinarán el éxito o el fracaso en la selección.

Aparte, hay que tomar conciencia de que, durante la entrevista, a pesar de ser profesionales, puede ser posible que, de manera inconsciente, cometamos algunos pequeños errores (quizá por desconocimiento de algún dato del candidato, por habernos equivocado en la conducción de algunas preguntas, por no haber parado la suficiente atención a virtudes o defectos aislados, etc.).

 

El camino correcto en un proceso de selección de personal

Los años de experiencia en selección de personal son los que nos hacen defender y concluir que una entrevista de selección hay que complementarla siempre, en el 100% de los casos. ¿Cómo? Pues con una evaluación cuidadosa (y hecha siempre por profesionales) de todos aquellos factores que realmente valoran la adaptación del candidato y que nos dan suficiente información sobre su rendimiento futuro. Si no, podemos caer en la fácil trampa, por ejemplo, de valorar demasiado la experiencia previa en detrimento del potencial futuro del candidato; o podemos cometer el error de pensar que el título equivale siempre a conocimientos y capacidades; o, incluso, podemos estar infravalorando la importancia de la motivación y la actitud hacia el trabajo.

Solo con una evaluación profesional especializada se puede obtener la información más concluyente. En otras palabras, es el único camino posible para intentar asegurar el éxito en la elección del mejor candidato para un determinado puesto de trabajo.

... Y hasta aquí nuestra serie de artículos. Hemos terminado los 5 principales errores en la selección de personal, pero seguimos con muchos otros temas de actualidad, relacionados con los Recursos Humanos y el Grupo Organigrama. Os recomendamos seguir pendientes de nuestra sección de noticias.

Hasta la próxima semana!

Noticias destacadas